MEDICINA DEL DEPORTE

La prevención y el tratamiento de las típicas lesiones y enfermedades deportivas es el foco principal de la “medicina del deporte”. El deporte es la causa principal de accidentes en el tiempo libre de personas menores de 30 años de edad.

Lesiones de deporte les suceden a atletas mientras practican su deporte u ocurren como resultado de la práctica de deporte. Se distingue entre lesiones agudas y crónicas (Lesiones de estrés).

Cada deporte tiene su espectro característico de lesiones. Se rigen por diferentes patrones específicos de estrés y de movimientos. Se pueden observar diferentes frecuencias y localizaciones en las lesiones, dependiendo de la edad, el sexo y del tipo de deporte. No importa si es en el fútbol, tenis, golf, atletismo o esquiando: Una lesión de deporte ocurre rápidamente, a pesar de una buena preparación y cautela, ¡sea en la vida profesional o privada!

La actividad física tiene muchos más beneficios de salud que riesgos. Existe una avasalladora evidencia científica sobre los efectos positivos de la actividad física y deportiva como parte de un estilo de vida sana. Trabajadores o ejecutivos, principiantes o profesionales, para todos vale la siguiente premisa tras una lesión de deporte: La de volver a estar sano, activo y en buena forma lo antes posible. 

Los dispositivos médicos GOLDIC pueden apoyar al médico en su búsqueda de la terapia más propicia hacia una recuperación rápida y efectiva en el regreso a la vida cotidiana, al trabajo y deporte del paciente. Las lesiones más comunes son estiramientos, torceduras, fracturas de hueso, contusiones y lesiones superficiales de la piel.

Los deportes más afectados por lesiones estadísticamente son: fútbol, esquí alpino, balonmano, tenis y voleibol. Muchas lesiones de deporte pueden ser tratadas exitosamente sin cirugía.

EL MOVIMIENTO ES LA MEJOR MEDICINA.

Varios años de investigación han demostrado que el suero del paciente, tratado con las partículas de oro especialmente diseñadas tiene un efecto muy favorable sobre los tejidos. El proceso de cura de tejidos dañados pasa por una serie compleja y controlada de procesos endógenos que son acelerados y fomentados por el tratamiento de suero enriquecido GOLDIC.

GOLDIC es una tecnología plataforma para tratar una variedad de condiciones médicas. Este tipo de tratamiento es una forma de medicina individualizada. Los dispositivos médicos GOLDIC ayudan al médico a producir un suero endógeno rico en citocinas. Este suero tiene un efecto anti-inflamatorio y por lo tanto reduce el dolor. Varios tipos de células madre endógenas pueden ser activadas y diferenciadas. Esto estimula la Capacidad Regenerativa del cuerpo.

ESTIRAMIENTOS.

Pulgar del esquiador, codo de tenista, codo del golfista & cia.: De casi todas las disciplinas deportivas se conocen lesiones nombradas por ellas. Un entrenamiento incorrecto o excesivo puede causar síntomas de sobrecarga, que comúnmente son llamados por su apariencia en un deporte específico.

Todos conocemos probablemente el término „codo de tenista“. Esta tendinitis o epicondilitis del antebrazo también puede aparecer en otros deportes fuera del tenis. En los deportes de raqueta, el tamaño inadecuado del mango es considerado como la causa primordial. Pero tan solo una mala postura en el trabajo (escribiendo, tipeando, martillando, etc.) o hasta una mala posición al dormir pueden ocasionar esta enfermedad inflamatoria.

Los síntomas típicos son dolor o sensibilidad en lado exterior (lateral) del codo, dolor o debilidad al cerrar el puño o al levantar objetos.

El codo de tenista es una lesión dolorosa y bastante común que usualmente se cura con un tratamiento ligero. Amenudo basta darle reposo y tiempo. Los mismos síntomas (dolor e inflamación) aparecen en el codo del golfista, pero en este caso la causa es la carga excesiva del músculo flexor del antebrazo en la parte interior del codo.

Si ambas enfermedades se convierten en crónicas (síntomas persistentes por un tiempo prolongado), un tratamiento con GOLDIC puede ser una alternativa exitosa. La causa más común de lesiones crónicas en el deporte es una sobrecarga o cuando se ejerce una carga excesiva o incorrecta, o cuando una lesión aguda no es curada por completo. Aun así, hay la posibilidad de cura. Otras lesiones típicas en el deporte que pueden ser tratadas con los dispositivos médicos GOLDIC incluyen:

  • Fasciitis Plantar.
  • Irritación del Tendón de Aquiles.
  • Morbus Ledderhose
  • Desgaste de rodilla.
  • Desgaste Patello-Femoral, “Rodilla del Corredor“.
  • Síndrome de Choque.
  • Lesiones de Estiramiento (Tendovaginitis, Epicondilitis).
  • Síndrome de Tunel Carpal.
  • Quiste Baker.

Los dispositivos médicos GOLDIC ayudan al médico apotenciar y enriquecer proteínas anti-inflamatorias y regenerativas en la sangre del paciente. El suero enriquecido y preparado con la sangre del propio paciente le es re-inyectado en el sitio lesionado. El proceso de cura es acelerado, el paciente pierde el dolor y vuelve a estar sano y resistente más rápidamente.

REGENERACIÓN DE LESIONES MUSCULARES.

Las lesiones musculares representan alrededor de un 30% de todas las lesiones deportivas. A menudo su importancia es subestimada, así que amenudo una lesión menor no tratada se convierte en una crónica. La consecuencia es una larga interrupción de entrenamiento y de competición, llegando hasta eventualmente sufrir daños permanentes.

El proceso de cura puede ser apoyado y acelerado por medidas que se aplican en los deportes profesionales.

Desgarre de fibras de músculos. Poca preparación, ausencia de calentamiento, obviando estirarse, el uso abrupto del músculo, pero también una lesión prevalente o disfunción muscular (así como un golpe en el músculo) pueden resultar en la ruptura de una o de varias fibras musculares. Los síntomas son fáciles de reconocer. Un dolor parecido al de una puñalada, sin previa advertencia; típicamente ocurren en deportes que requieren movimientos abruptos (disciplinas de sprint o salto, deportes de balón, etc.) especialmente cuando se necesita parar, frenar o acelerar abruptamente, o una combinación de las dos cosas. Un desgarre muscular siempre implica una hemorragia en el músculo (hematoma)y dependiendo de la severidad del caso se puede palpar un hundimiento local.

Tal lesión exige césar inmediatamente con cualquier actividad deportiva e iniciar un tratamiento terapéutico. Para este tratamiento generalmente se aplica la regla RICE:

  • R = Rest = Reposo
  • I  =  Ice = Hielo
  • C = Compress = Compresión
  • E = Elevate = Elevación

Quien mejor puede juzgar cuánto dura la cura de tal lesión es el experto médico. Es importanteno cargar el músculo ni muy fuerte ni muy temprano.

Una meta esencial del tratamiento de lesiones músculo esqueléticas es la de reducir la hinchazón, quitar el dolor, regular la inflamación y la de curar la herida.

IRRITACIÓN DEL TENDON DE AQUILES

El tendón de Aquiles es el tendón más grueso y fuerte del cuerpo humano y ya fue mencionado en la mitología griega como el punto débil del invencible guerrero Aquiles (Talón de Aquiles).

La función del tendón de Aquiles es la de flexionar el tobillo, para empujar hacia abajo la punta del pie con fuerza. Este movimiento se esencial para empujar con el pie al caminar o correr. El tendón de Aquiles está expuesto a enormes cargas. Sobre todo, la resistencia a los picos de carga dinámicas del tendón durante el deporte es admirable.

Molestias en el tendón de Aquiles pueden ser persistentes y la causa de una inflamación o de una herida debe ser tratada meticulosamente para eliminar los síntomas con buenos resultados sostenibles. La razón de dolor agudo e irritación proviene de la anatomía: El tendón de Aquiles está cubierto de una fina vaina tubular de tejido de varias membranas, en la cual se desliza al moverse. Para protegerse contra fricción, hay entre las membranas un líquido gelatinoso, de cuya calidad depende la resistencia del tendón. Cuanto mejor lubricadas están las membranas, menor es el riesgo de una lesión.

Una inflamación aguda del tendón de Aquiles y de la mucosa (achillodynie) que lo rodea es una lesión típica de corredores. A menudo sucede cuando el atleta se somete a un entrenamiento demasiado intenso para elevar su rendimiento de manera muy acelerada o cuando se pone metas demasiado altas. Los síntomas típicos son dolor, hinchazón o irritación del tendón. Típicamente el atleta siente un estiramiento desagradable en el área del tendón y una sensibilidad a la presión acentuada en la zona afectada. El tendón y los tejidos que lo rodean pueden hincharse, lo cual a menudo es palpable y la zona afectada suele recalentarse.

En una tendinitis crónica del tendón de Aquiles se desarrollan unos nudos de tejido fibroso palpables en el interior del tendón. Esta inflamación crónica causa un dolor constante y con el tiempo se debilita el tendón debido a un proceso de calcificación, que en el transcurso del tiempo puede ocasionar la ruptura del tendón de Aquiles.

Cada tipo de célula juega diferentes papeles de variada importancia en cada fase de cura. Todos los procesos involucrados están íntimamente entrelazados. Las fases de cura no son simples procesos lineares, sino que están intercalados. Ni su cronología ni su localización pueden ser separados. Los dispositivos médicos GOLDIC apoyan estos procesos. Esto es particularmente importante durante la fase de proliferación de las células tisulares (la fase mas importante de la cura de heridas) para promover la regeneración de la matriz tisular. En esta fase se decide si el tejido curativo será de morfología fibrosa (cicatriz) o si será tejido regenerado. Lo primero limitará la función del tejido severamente.

LESIONES Y SOBRECARGAS DE RODILLA.

El número de lesiones de rodilla ha aumentado notablemente en los últimos años, representando hoy casi la mitad de todas las lesiones de deporte. La gran flexibilidad de la rodilla puede ser una desventaja, ya que a menudo puede ser la causa de lesiones. Hay el riesgo de que ligamentos, tendones y meniscos sean sobre estirados debido a altas fuerzas de torsión. Jugadores de pelota y esquiadores son particularmente afectados, debido a los movimientos y fuerzas de torsión.

Dado el caso de una lesión o de dolor en una rodilla, deberá consultar a su médico inmediatamente. Especialmente un ligamento inestable, un encarcelamiento del menisco o de partículas de cartílago entre superficies de una articulación (lo cual puede llevar a un desgaste total del cartílago) puede llegar a empeorar significativamentecon el tiempo.

En el caso de una lesión o de dolor crónico, un diagnóstico visual con buenas imágenes es esencial, debido a la gran variedad de tratamientos.

Un estiramiento excesivo de la rodilla también puede causar dolor en la rodilla.La lesión llamada “Rodilla del Corredor” es muy común en corredores. El primer signo de este tipo de lesión se hace presente cuando el dolor aumenta de tal manera mientras corre, que el atleta debe parar el ejercicio. La mayoría de las molestias van a desaparecer hasta la próxima unidad de entrenamiento. La “Rodilla del Corredor” es causada por el ejercicio excesivo y un estiramiento inapropiado de la rodilla, especialmente en el lado externo de la rodilla. Otros posibles síntomas de una “Rodilla del Corredor” pueden ser también una efusión o bursitis.

Con ayuda de los dispositivos médicos GOLDIC el médico puede aplicar una terapia individualizada de sangre autólogas para tratar desordenes musculo-esquelético.

EL SET GOLDIC 4 / ORTHO & SPORT

El médico a cargo del tratamiento puede aumentar la capacidad regenerativa del paciente usando el dispositivo médico Set GOLDIC 4 / Ortho & Sport, con la ayuda de citocinas y factores de crecimiento. Esto se consigue mediante un importante incremento del nivel de Gelsolina y de varios factores específicos celulares en el cuerpo del paciente. A través de este “procesado” y la “devolución” del suero enriquecido endógeno al paciente, la inflamación puede ser tratada con un mínimo riesgo de efectos secundarios.

Para usar GOLDIC, se le extrae una pequeña cantidad de sangre de la vena del brazo al paciente. La cantidad es comparable a una extracción “convencional” de sangre para las pruebas de sangre. Esta sangre es incubada durante 24 horas junto con las partículas de oro especialmente diseñadas para este fin. A continuación, se separan los glóbulos de la sangre del suero mediante una centrifugación. Solo se le vuelve a inyectar al paciente su suero procesado y enriquecido en el sitio afectado. Este proceso se realiza en cuatro sesiones durante el transcurso de aproximadamente dos semanas. Un filtro especial evita que le sean aplicadas las partículas de oro al paciente junto con su suero.

AREAS DE APLICACIÓN:

  • Lesiones agudas de tendones, ligamentos y músculos.
  • Tendinosis – tendinitis crónica (tendón de Aquiles, tendón patelar, codo de tenista, etc.).
  • Ganglio (quistes en tendones y ligamentos).
  • Bursitis.
  • Trastorno de curación de heridas.